Textuales: Paul Auster nos lleva a pasear por Nueva York

...Era su primer viaje a Nueva York, la única vez que ha puesto un pie fuera del estado de Florida, su viaje inaugural al país del invierno. Miami es la única gran ciudad que conoce, pero no lo es tanto comparada con Nueva York, y él confiaba en que no se sintiera apabullada por su inmensidad y discordancia, que no la desanimaran el ruido y la suciedad, los abarrotados vagones del subterráneo, el mal tiempo. Imaginaba que tendría que mostrarle todo eso con cautela, como quien se adentra en un lago con un nadador novato, dándole tiempo para habituarse a las heladas aguas, hasta meterse a la cintura, hasta el cuello, y si quería, cuándo introducir la cabeza debajo del agua...

Subieron a lo más alto del Empire State Building, caminaron por las marmóreas salas de la Biblioteca Pública de la 5ta Avenida esquina con la calle 42, visitaron la Zona Cero, pasaron un día yendo del Museo Metropolitano a la Colección Frick y al MoMa, le compró un vestido y unos zapatos en Macy's, cruzaron a pie el Puente de Brooklyn, comieron ostras en el Oyster Bar de la Grand Central Station, vieron a los patinadores sobre hielo en el Rockefeller Center, y luego del séptimo día de su estancia, tomaron el metro en dirección Norte, hasta la calle 116 esquina Broadway y fueron a echar un vistazo a la Universidad de Barnard, el Campus de Columbia....

Fragmento de Sunset Park, de Paul Auster
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario