AMSTERDAM PONE LÍMITE A LA HOTELERÍA


La ciudad de Ámsterdam anunció esta semana que rechazará cualquier nueva solicitud de construcción de un hotel en la mayor parte de la ciudad, en una política dispuesta para aliviar la presión turística sobre la capital neerlandesa. Sin embargo, se podrán presentar solicitudes para aperturas en nuevas áreas residenciales o parques comerciales, con condiciones. Ãmsterdam tiene en la actualidad 533 hoteles, con alrededor de 40.000 habitaciones en todo el municipio.

"Construir un nuevo hotel sólo es posible en barrios donde el hotel todavía puede tener un valor agregado para el desarrollo del barrio. Además, debe ser un concepto hotelero único y especial y cumplir estrictos requisitos en el ámbito de la participación vecinal, la sostenibilidad y el emprendimiento social", advierte el municipio.


Si bien en 2016 la ciudad había decidido no permitir nuevos hoteles para aliviar la creciente presión turística, esa decisión no tenía en cuenta los planes de zonificación existentes: si se incluía la construcción de un hotel en el diseño de una nueva zona, el municipio no podía rechazar esa solicitud.

Esto hizo que los inversores aprovecharan un vacío legal para buscar espacio alternativos para nuevos hoteles, lo que permitió añadir a la ciudad al menos 16 nuevos hoteles entre 2019 y 2021, y las solicitudes presentadas antes de 2016 tampoco pudieron ser rechazadas, lo que autorizó varias construcciones nuevas.